jueves, octubre 28, 2021
18 C
Río Gallegos

KIRCHNERISMO, LA ARMADA BRANCALEONE QUE NO ENCUENTRA OTRA SALIDA QUE ABRIR FUEGO CONTRA SU PROPIO CUERPO POLÍTICO

Alberto Fernández en bunker del FdT - Foto: Telam

(Por: Rubén Lasagno) – Cristina Fernández y Máximo Kirchner son los principales armadores de este gobierno nacional con Alberto Fernández a la cabeza, un hombre vocacionalmente genuflexo, fácil de dominar, carente de personalidad propia y con enorme necesidad de aparentar fortaleza y liderazgo del cual carece y no puede disimular.

La pandemia quizás exacerbó las dificultades propias para gobernar de una persona que nació para obedecer y no para liderar; finalmente, Alberto Fernández fue lo que hizo durante toda su vida: un obediente. Pero sin duda, el lugar que le asignó la gente con el voto en el 2019, no le correspondía y con el correr de los meses demostró que le queda muy grande el cargo, en este difícil trance por el que pasa el mundo y la Argentina, donde millones de ciudadanos de este país estamos arriba de un barco al garete, sin destino cierto y sin una conducción.

Dicen que los líderes se conocen en las crisis, donde como capitán de tormentas saben y pueden atravesar las adversidades e imponerse a las contingencias de los malos tiempos y repartir confianza y previsibilidad en épocas de bonanza. Alberto Fernández no es un líder, no puede gobernar ni su propia vida y tiene una deficiente personalidad para imponerse como conductor y por ende, para gobernar un país como la Argentina que nos toca vivir, atravesada por la pandemia sanitaria y política.

Para no extendernos más en un tema que es de dominio público, como la incapacidad del presidente y su equipo de gobierno para aplicar política públicas que saquen al país del pozo en el que se encuentra (y ellos mismo lo pusieron), digamos que quienes hoy se pelean echándole la culpa de todos los males a Alberto y los funcionarios que no funcionan, son los mismos que lo pusieron allí; es decir Cristina Fernández y su hijo, responsables absolutos de la destrucción nacional.

Dicho esto, no se pueden exculpar de la responsabilidad total que les cabe por los fallos de candidato que armaron para engañar al pueblo de que volvían mejores, travistiendo a un inútil como un gran moderado, cuando demostró no tener ni la estatura, ni la honestidad personal ni intelectual para desempañar una función tan importante como la de presidir este país.

Lejos, Fernando De la Rúa fue más lúcido y honesto que Alberto Fernández; con lo cual si en su momento le caímos al histórico radical, con una andanada de improperios y descalificaciones, solo por ser un inútil; ¿Cuánto le corresponde a Fernández que además de eso es un mentiroso patológico, un simulador y un corrupto, toda vez que incumple las leyes que él mismo firma de puño y letra para que otros las cumplan, excepto su familia y el entorno?.

El gobierno de Alberto y Cristina se ha transformado en la Armada Brancaleone, conformado por ineptos y delincuentes que no dudaron en robarse las vacunas, en dilapidar los recursos del país, en aumentar a casi el 60% la inflación, forzar la migración de Argentinos, promover el cierre de miles de empresas y comercios, sacarnos el mundo, aislarnos y hundirnos en el atraso y la desesperación.

Cristina Kirchner votó en Río Gallegos - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
Cristina Kirchner votó en Río Gallegos – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Esta Armada Brancaleone no encuentra mejor solución que autofagocitarse, generando culpas individuales internas, para salvar de la responsabilidad total que le cabe, en este caso, a Cristina Fernández, la inventora del monstruo y entonces ponen bajo fuego amigo al presidente y todo su gobierno, como si el mismo no hubiera sido una construcción propia de la viuda quien maquinó la llegada de un presidente marioneta con la esperanza de manejarlo de atrás y conducirlo al objetivo final: eliminar sus causas y no ir presa por corrupta, desleal y traidora a la Patria, entre otras cosas.

Los Navarro, Víctor Hugo, Bireva, los condenados D´Elía, Boudou, la inefable Bonaffini, solo por nombrar algunos de los articuladores del discurso histérico y destructivo que representan a CFK, salieron “a pegarle al muñeco”, ese antiguo, perverso y repudiablemente violento “tiro al blanco” de los viejos parques de diversiones que recorrían los pueblos en los años ´60  donde en una pared de madera con agujeros aparecía la cabeza de un sacrificado empleado a quien todos les tiraban con pelotas y si acertaban, se llevaban un premio.

La reacción del lunes (negro) 13, no fue por mejorar la gestión de un país tambaleante, hacer un revisionismo de lo actuado y enmendar; no, fue por el aviso sin retorno de las elecciones del domingo. ¿Y cuál ha sido la primera reacción política del oficialismo?, además de tirarle al blanco a la cara de Alberto Fernández, ejecutaron un plan para inyectar 60 mil millones de pesos en la compra de votos con la mirada al mes de noviembre.

El kirchnerismo optó por recalentar la máquina de hacer dinero y pone un bono de  $ 5.000,00 a 7 millones de jubilados; reimplantó el IFE para 2 millones de personas, Ordenó la suba del 10% en el salario mínimo; incrementó la AUH y subió el mínimo no imponible de ganancias, entre otras medidas adoptadas post-pandemia, para “recuperar el voto de la gente”.

Esta acción, demuestra el pensamiento pequeño del oficialismo, quien entiende que fundar el pobrismo, tirando unos pesos al bolsillo de los que menos tienen, reduce el impacto negativo del desgobierno y la corrupción imperante en esta incalificable gestión nacional.

Esta nueva etapa de la Armada Brancaleone, nos empuja al final de la cornisa, económica, financiera e institucional de la Argentina. Aún les quedan 24 meses de desgobierno ¿Cómo terminará esta dolorosa historia de un gobierno encabezado por un fetiche, dominado por una multiprocesada y con una banda de ineptos y forajidos a las espaldas del binomio gobernante?. (Agencia OPI Santa Cruz)

Compartir el artículo

Más Articulos

10 Comentarios

  1. LA VAMOS A ESPERAR A LA “CHORA” QUE SE MANEJA EN AVIONES A USS 6000 LA HORA, KLARO CON LA PLATA NUESTRA. Y EL HIJO MINIMO, JAJAJAJAJAJ, QUERES KEDARTE CON LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, JAJAJAJAJ, LA KARITA, YO DORMI BIEN, AHORA LA TROUPE, JAJAJAJAJAJ*

  2. Algo certero. NO vamos a Venezuela…
    Quiero que la Maldita Injusticia actúe…que la devuelvan todos y todas a toda la que se llevaron… y que vivan la miserable vida que se merecen como ratas…le cagaron el futuro a millones …

  3. Bueno gente , ustedes tienen la solución , contra la variante K que es la peor de todas , la segunda dosis el 14 N , Fuerza gente , que nos los sacamos de encima .

  4. La fabula de la rana y el escorpión , está en su naturaleza picar, eso hizo la Porota , lo picó …ya lo usó, le ayudó a volver, ahora no le sirve mas onda profiláctico.

  5. Lo peor que le pudo pasar al país que la inútil y maligna Cristina Fernández tenga poder, que ahora afortunadamente, cada vez es menos y todos se están dando cuenta, que es un mamarracho de categoría mundial! Inútil!!!

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí