¿CUÁNTO LE CUESTA LA FIESTA A LOS CONTRIBUYENTES DE RÍO GALLEGOS? LA FALACIA DE LO GRATUITO Y EL OCULTAMIENTO DE LOS NÚMEROS REALES

Publicado el

spot_img
- Publicidad -
136 Aniversario de Río Gallegos

(Por: Rubén Lasagno) – Hay un principio en economía que dice “No hay nada gratis, todo a alguien le cuesta y a alguien se lo cobras” y en ese mismo sentido otro señala “Cuando el Estado te anuncia que te da algo “gratis” es porque te va a salir mucho más caro de lo normal”. 

Si hacemos memoria rápidamente, entre un cúmulo de ejemplos, surge el icónico “Fútbol gratis para todos” que impuso el kircherismo en la década anterior y al país le resultó cinco veces más caro el programa, porque detrás de él se encubría una corrupción fenomenal, se enriquecían políticos, funcionarios, empresarios y presidentes y al pueblo le drenaban miles de millones de dólares de sus impuestos, haciéndole creer a los desprevenidos, que el gobierno se esforzaba por facilitarles la gratuidad del entretenimiento, cuando en verdad lo que hacían, era usar un mecanismo perverso de engaño y corrupción, para esquilmar al pueblo.

Todo esto viene al caso para explicar o bien pedir que nos explique el Intendente Pablo Grasso, cuánto le cuesta al vecino de Río Gallegos y a los comerciantes, que de acuerdo al último presupuesto 2022 les han aumentado hasta un 350% algunas tasas, contribuciones y patentes, el festival organizado para el 136 aniversario de Río Gallegos, para lo cual el intendente y todo su equipo de gobierno han desplegado una publicidad increíble tanto en la ciudad, como en la provincia y en provincias vecinas y en canales de Buenos Aires.

La municipalidad contrató artistas como Tini Stoessel, Abel Pintos, Rodrigo Tapar, el autopropulsado L-Gante, Camilo, La Konga, Los Tekis, Silvio Soldán, Liliana Maturano (“Tormenta”), Los Charros, Alcides, el Cuarteto Imperial, etc, en total más de 100 artistas en cinco escenarios de la ciudad y el principal el Boxing Club. Todo esto “es gratis”, según lo publicita el intendente Grasso.

Ahora bien, en estas contrataciones los artistas extranjeros los mismos cobran en dólares y ya están contratados, pero la opinión pública desconoce cuánto le cuesta al erario público, conformado especialmente con la contribución de los vecinos, la fiesta de Grasso y su gabinete.

LEA: PARA EXPLICAR EL PRESUPUESTO MUNICIPAL, DIEGO ROBLES AFINÓ LA GUITARRA ANTE LOS EDILES DEL CONCEJO DELIBERANTE DE RÍO GALLEGOS

Un Secretario de Hacienda que no sabe nada

No resulta llamativo, porque en realidad es una forma de gobernar del FPV, hacer del ocultismo, las “inversiones” secretas y la falta de control de esas mismas “inversiones”, una forma pragmática de disponer con total arbitrariedad de los fondos públicos. Lo que resulta realmente inconcebible es que el Secretario de Hacienda de la Municipalidad, el Licenciado Diego Robles, cuando concurrió a “explicar” los gastos en el Concejo Deliberante de nuestra ciudad, les haya dicho a los concejales de la oposición, que no tenía idea de cuánto se había gastado hasta el momento.

Como mínimo, un Contador público y un intendente que gestiona un municipio deben tener lo que se denomina “un gasto proyectado”, es decir, una idea aproximada (más-menos) de cuánto le van a costar la contratación de artistas, a cuyos representantes previamente se los ha contactado, cuál es la capacidad económica del municipio y hasta con qué presupuesto cuentan para el evento.

Pero el Licenciado Robles, lució como un perfecto desconocedor de todo y tal como lo referimos en nuestro informe posterior a su presentación en el CD de Río Gallegos, cuando le preguntaron cuál era el monto de los contratos con artistas que ya estaban cerrados y en firme, dijo “desconocerlo” y los dos pedidos de informes realizado por la oposición solicitando que se abran los números de las inversiones para el festival, los concejales del FPV lo votaron en contra y lo pasaron al archivo.

Los gastos de la enorme difusión que están haciendo desde el municipio, la contratación de artistas locales, la contratación de las empresas que se encargan del sonido en todos los lugares (cinco escenarios) donde están previstos las actuaciones; los gastos que demandan la instrumentación del festival a cargo de dos empresas grandes que fueron especialmente contratadas para el evento y un sinnúmero de gastos que genera esta organización, el intendente Grasso y su responsable de Hacienda Diego Robles, lo mantienen en absoluto secreto y la única explicación existente (que no explica lo que realmente la sociedad quiere saber ) es la que dio el Secretario General y Técnico del municipio, Jorge Manuel Cabezas, quien aseguró que los números de este gran evento, estarán disponibles cuando el municipio mande al Concejo Deliberante, la rendición de cuentas del tercer trimestre del año.

Cabe la duda razonable de nuestra parte, de pensar que no solo el intendente necesita tiempo para “acomodar los números”, junto a su secretario contable, sino que, además, están empeñados en aplicar la mayoría automática dentro del CD local, para que, aparte de algún pataleo de la oposición, esos números que aparezcan en la que será (seguramente) una “rendición” sin muchos detalles y cifras más bien “globales”, como el presupuesto municipal 2022, sea aprobada sin la menor duda por el oficialismo legislativo de la ciudad.

Mientras tanto, el intendente Pablo Grasso promociona los eventos del festival por los 136 años de Río Gallegos de los próximos días, como “Libre y gratuito”.

Lo gratis sale caro

A raíz de la falacia de los gratis, que viene de mano de un estado municipal, provincial o nacional, voy a citar un autor español Alberto Gómez quien escribió en un libro a modo de ensayo y bajo el título “La Absurdocracia” un claro ejemplo de cómo “los gratis sale caro”, cuando la dádiva viene de manos de un político gobernante.

Bajo el lema “Nada es gratis. Cuando lo gratis sale caro; si te lo regalan, cuidado”, plantea la siguiente metáfora haciendo mención a la forma en que se atrapan los cerdos salvajes:

Se dice que ésta es una de las maneras más sencillas de capturar cerdos salvajes o jabalíes. Hay que encontrar un lugar en el campo cercanoa  don´de estén normalmente y en el suelo se coloca un poco de maíz. Los cerdos encontrarán la manera de comer maíz gratis (porque no les cuesta ningún esfuerzo obtenerlo) y servido, solo en ese lugar. Irán y volverán si los pones a un lado de la cerca que hagas y si construyes un solo lado del cuadrado verán fácil acceder el maíz y entrarán y saldrán, aunque estén próximos a la cerca, porque se habituarán a comer el maíz fácil y gratis. Volverán una y otra vez a comer, aún cuando cada vez le vayas colocando un lado de la cerca, dejando siempre abierto el acceso delantero.

Seguirán entrando y comiendo gratis por esa puesta que no has puesto, por estar acostumbrados a encontrar el maíz disponible una y otra vez durante tanto tiempo. Un día, después de que los cerdos entren. Colocas la puerta, cierras y listo: capturados solo por haberse acostumbrados a comer el maíz gratis y fácil.

Generalmente, ya encerrados, al darse cuenta corren en círculos asustados, pero si les echas maíz, se calmarán y acostumbrados a comer el maíz gratis, se acostumbrarán al encierro y hasta se mostrarán agradecidos con sus amos. De esa manera aceptan perder su libertad por comer maíz gratis.

La transposición de términos en esta metáfora muy elocuente y corre por cuenta del lector. Así como el intendente Pablo Grasso, muestra orgulloso su iniciativa de darle gratis al pueblo “pan y circo”, cada uno de los habitantes de Río Gallegos sabrá si como el cerdo cree que el maíz es gratis o por el contrario, exigirá saber cuánto le cuesta a su bolsillo. (Agencia OPI Santa Cruz)

Más Noticias

- Publicidad -

12 COMENTARIOS

  1. La animalada brownie feliz… celebrando la miserable y paupérrima vida que llevan en este antro de corrupción y decadencia. Disfruten N E C I O S …

  2. chicos::: cuando mas gastos más se roba. Andá a cpontrolar lo que meja Grasso y Robles. Casa ueva compra de campos chatas nuevas y l que no vemos

  3. Lo mismo que le costó a los afiliados del Sindicato y la Mutual la campaña de Vidal. Ahora empezó a echar gente.
    En Pico Truncado se sabe todo lo que hizo los dos últimos años. No hay un peso. Si llega una auditoría , solo los fueros salvan al diputado. Están endeudados hasta la japi. Bueno dale se va y deja un terrible kilombo.

  4. opi, siempre opine parecido a vos…pero en esta no…..si chorearon que paguen…pero disfrutemos de algo lindo…no soy politico pero los radicales solo dejaron caer la ciudad y este viejo por lo menos asfalta las calles y la decora….saludos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más noticias