CHUBUT FUERA DE CONTROL. LA POLÍTICA PUSO EL DEDO EN LA LLAGA E INCENDIÓ LA PROVINCIA. ERA DE ESPERAR, PERO UNA VEZ MÁS SE SUBESTIMÓ Y NEGÓ LA REACCIÓN DE LA SOCIEDAD

La casa de gobierno de Chubut sufrió importantes daños con mas 75% de su estructura dañada - Foto: Telam

(Por: Giuliano Ventura para OPI Chubut) – ¿Nadie previó lo que iba a ocurrir después de forzar la aprobación de la explotación megaminera en Chubut?. Si, todos lo sabían y no les importó. Esta es opinión de las principales fuentes políticas de consulta.

Ahora, a pocos días de aquella maniobra irresponsable de los políticos oficialistas de la provincia, no hay paz en Chubut y nadie se hace cargo. Extraoficialmente se está estudiando la posibilidad de retrotraer la ley o suspender su aplicabilidad, mientras se busca consenso. Es iniciar la construcción de una casa por el techo. La oportunidad de la política fue la de dar una discusión seria, pero decidieron cortar camino, apremiado por los intereses políticos, económicos de las multinacionales, los negocios incompatibles y la necesidad del gobernador Mariano Arcioni de dar cumplimiento a una orden del gobierno nacional cuya contraprestación es la ayuda financiera para llegar al 2023 a cambio de las manos en Diputados y el Senado y el encaminamiento de la ley de zonificación miera a cualquier costo.

Y así fue. Conocida la decisión entre gallos y medianoche, se desató el caos y la política absurda ahora mira con estupor lo que pasa en la provincia y nadie se hace cargo del resultado.

- Publicidad -

La estampida social ha sido y es brutal. La Legislatura provincial, la casa de gobierno, el Concejo Deliberante, negocios, comercios céntricos, Municipalidad e Trelew, el ataque en Comodoro Rivadavia a edificios públicos e inclusive en Esquel y las amenazas de “ir a buscar” a sus casas a los diputados que votaron a espaldas del pueblo, es pura y exclusiva responsabilidad del gobierno provincial y el poder político de Chubut.

Mariano Arcioni dice saber quién fue el que incendió la casa de gobierno y produjo destrozos. ¿Quién fue?, fueron ellos mismos. El gobierno en complicidad con la clase política obtusa y autoritaria de la Cámara de Diputados provincial que no hacen nada bien y creen que solo grupos interesados de “antimineros” son los culpables de una reacción desmedida, subestimando la opinión de quienes no son escuchados ni consultados, en un tema que compromete la vida y al salud de las generaciones futuras.

La moneda está echada. Ahora la clase política provincial deberá decidir si persiste en enfrentar el hostigamiento indefinido de una sociedad que en el 2023 les hará pagara en las urnas su sordera política, o retrotrae la decisión, baraja y da de nuevo.

Las cartas están en manos de los políticos provinciales. La decisión en manos de la gente que no quiere que Chubut se transforme en Santa Cruz, por obra y gracias de la minería. (Agencia OPI Chubut)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -