Solo un gobierno que defiende delincuentes y violadores, define a estos no como monstruos sino como “varones socializados en esta sociedad”

Elizabeth Gómez Alcorta junto al Presidente Alberto Fernández - Foto:

(Por: Rubén Lasagno)– Gómez Alcorta, a cargo del Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad (nada menos), definió a los culpables de violación en manada sobre una chica de 20 años, no como monstruos– tal la denominación que les cabe entre otras como animales, bestias y marginales ; dijo que son “varones socializados en esta sociedad”; es decir, siguiendo la teoría del ex juez prostibulario (alquilaba varios departamentos para ejerce la prostitución VIP) Eugenio Zafaroni, la culpa de estos energúmenos criminales y bestias urbanas, no es de ellos sino de todos nosotros(sociedad) que los obligó a ser como son de animales, debido a ese “patriarcado” social, específicamente.

Hasta aquí nada nuevo. El kirchnerismo siempre sociabiliza los delitos, sin reconocer a los propios y pretendiendo que los demás se hagan cargo.

Horas después la inefable portavoz del gobierno nacional Gabriela Cerrutti, en defensa de Alcorta dijo: “Estamos hablando de un sistema que durante muchos años oprimió a las mujeres y fue generando prácticas sociales y culturales validadas que hacen que se llegue a hechos en los que personas ordinarias y comunes cometen delitos aberrantes porque están avalados por un sistema ancestral que desde hace siglos le da a los hombres el poder sobre la vida y los cuerpos de las mujeres“.

Hay que decirle a Cerruti que el 99,99% de los hombres no son violadores ni delincuentes, por lo tanto esa generalización comprenderá su universo familiar, en todo caso. Ninguno de los hombres que conocemos violan avalados “por el sistema ancestral”. Más bien, digamos que los dichos de la portavoz intentan señalar que “todos somos iguales a ellos” ¿O será porque dos de los seis violadores son militantes del partido a la que ella pertenece?.

Y como no hay dos sin tres, al rato el presidente de la Nación Alberto Fernández, expresó  “En verdad, lo que ‘Eli’ hacía en ese tuit era llamarnos la atención a todos nosotros porque en algún lugar anida la idea de que los hombres pueden tener como objeto de divertimento a una mujer. Eso es horroroso. Eso es horroroso por donde se lo mire. Y de verdad eso pasa”.

Es de esperar que Alberto Fernández hable por su experiencia propia. Quizás él o en su familia, haya ejemplos de hombres con bajos instintos, pero lo que no puede hacer el presidente es emparejar a todos los hombres por sus experiencias personales o disparar con municiones al vuelo, para dejar contenta a su titiritera que catalogó de “machirulo” a Mauricio Macri.

Quizás toda esta sarta de idioteces dicha por gente con bajo nivel moral e institucional, venga de la mano del origen mismo de este gobierno compuesto por un mentiroso compulsivo(Alberto Fernández) y una imputada, multiprocesada como la vicepresidente (Cristina Fernández). De ahí para abajo la mimetización en el discurso de sus funcionarios es consecuencia del relato impuesto. No se puede esperar nada mejor, a juzgar por lo que hemos podido comprobar en los dos años y medio que llevan en el poder.

Esta gente no comete un error de apreciación o porque quieran ser malos; su problema es conceptual. Son adictos al delito, encubridores, pro criminales, abolicionistas y no es casual que desde el año 2020 el país no solo se debate entre la pobreza, la inflación y la falta de gobernabilidad, sino han aumentado exponencialmente los asesinatos, los robos, el narcotráfico y la inseguridad se ha transformado, junto con la economía, en las mayores preocupaciones de la sociedad argentina, que tiene un gobierno enclenque, errático, falaz, sin rumbo ni plan y que gobierna el día a día, como puede y sin poder – siquiera – resolver sus problemas partidarios internos.

Ratifiquemos que el gobierno nacional está compuesto por Alberto Fernández y Cristina Fernández. De allí para abajo hay un batallón de militantesmilitontos que hoy, como es el caso de Máximo Kirchner, CFKSergio Massa, buscan apartarse de las esquirlas que genera la criatura que Cristina armó de apuro y puso como mascarón de proa. 

La idea es preservarse para el 2023 y para ello, simulan la huida del bloque, tal el caso del hijo de la vicepresidente y una postura que socava la autoridad del presidente, como diciendo: “Ven, él (Alberto) hace las cagadas, nosotros nos oponemos y como no estamos de acuerdo con ajustes y tarifazos, no corremos…”. Lo lamento, Alberto Fernández y Cristina Fernández, son lo mismo. Son un cuerpo extraño, que se hicieron del poder a como diera lugar y hoy se pelean, no por el bienestar de los argentinos, sino por sus propio intereses mezquinos y de poder.

Gobierno pro criminales

Poniendo en contexto lo dicho por Alcorta, Cerutti y el presidente, todo encaja perfectamente en el marco imperfecto de este gobierno nacional. Todos son absolutamente concordantes con el espíritu que marca su historia reciente y nos muestra con excesiva transparencia cuál es su oscuro norte y sus verdaderas intenciones.

Repasemos: El Ejecutivo está constituido por un presidente mentiroso, agobiado y errático. Una Vicepresidente multiprocesada por delitos de corrupción y el ex jefe de la bancada K, un vago que nunca trabajó ni estudió y tiene más de 400 millones de pesos “en blanco”. 

Luego de asumir dejaron en libertad cerca de 10 mil delincuentes, asesinos, chorros y violadores. El alma mater ideológico es el abolicionista ex juez prostibulario Eugenio Zafaroni, para quien obligar a una niña a hacer sexo oral en una habitación con la luz apagada, no es violación ni delito. 

Este gobierno usó las vacunas para proteger a la militancia (Vacunatorio VIP) por sobre la sociedad y mientras el presidente mentiroso nos amenazaba con la cárcel en pandemia, él, su esposa y amigos, hacían bacanales en Olivos. 

Es el gobierno con más de 140 mil muertos sobre sus espaldas, aún cuando el propio Fernández dijo que si la cifra llegaba a 20 mil muertos, él no podría dormir. Es el gobierno que amplió en más de un 20% el Estado nacional desde que asumió en el 2019, ocupando a militancia política y creando ministerios inútiles que solo aportan mayor déficit, como el Ministerio de Gómez Alcorta que insume 15 mil millones de pesos anuales y no sirve para nada. 

Es el gobierno de Alberto y Cristina quien presionó o pagó a jueces y Tribunales, minados de “Justicia legítima”, para liberar a todos los corruptos de la anterior gestión K (2003-2015) y lograr que delincuentes comunes, estafadores, chorros y corruptos, condenados por 15 jueces, como Amado Boudou, esté en primera fila en los actos oficiales o José López esté viviendo en Río Gallegos en su casa que compró en el año 2000 por 200 mil dólares al contado, sin que a nadie le llamara la atención.

Es el gobierno de la inflación a más de 1.000%, el responsable de llevar la pobreza del 30% (que lo escandalizaba en el 2019) al 53%, el que llevó el dólar de 64 pesos a $ 215, el que triplicó el índice de criminalidad, facilitó el aumento del narcotráfico y los femicidios mientras simula luchar por la mujer, el del impuestazo, los corralitos y el vaciamiento del Banco Central. Es el gobierno de la falacia permanente y la puesta en escena de un relato atroz y obsceno.

Todo ello lo puede lograr por dos cuestiones bien delimitadas: una oposición inexistente, débil y similar a ellos, que cuando tuvo la oportunidad de demostrar ser distinta, no pudo o no quiso y por un pueblo manso y gran parte indiferente que solo piensa en lo individual y no en el bien colectivo.

Por eso vuelven estos y los otros y la Argentina se sigue hundiendo en mentiras como las de Alcorta, las de Alberto y las de la propia Cristina, quienes nos quieren hacer creer que los militantes violadores son víctimas y las víctimas (mujeres) son provocadoras que han excitado a estos pobres chicos, mal influenciados por nosotros, la sociedad machista, la cual, según estas brillantes mentes que nos gobiernan, es la culpable de las violaciones y no de estos seis  animales que merecerían ser recluidos a perpetuidad. (Agencia OPI Santa Cruz)

Compartir el artículo

Más Articulos

4 COMENTARIOS

  1. Que puede hablar sobre la mujer quien para safar de las bacanales de la quinta de Olivos culpo a la mujer que vive con él,hoy se conmemora el asesinato de mujeres que murieron por sus derechos sin desnudarse , defecar en las iglesias, no andar con consignas partidarias,este es un gobierno de hipocritas y de grupos de mujeres que no les interesa esas mujeres que en el conurbano bonaerense salen a trabajar de madrugada y estan expuestas a los delincuentes que no quiere estigmatizar la Sra, ministra del ministerio de la mujer,Cuantas mujeres que no marchan y laboran son sosten de su hogar y crian a sus hijos y no andan marchando con consignas baratas ni se desnudan por que son verdaderas hembras que dan ejemplo de ser verdaderas mujeres y no falsas defensoras de un feminismo falso.

  2. Los seis chacales de la violación grupal en Palermo, son como las dos hienas que ultrajaron y asesinaron a Lucio Dupuy, su madre biológica y su pareja La Raulito.
    Son personas con trastornos sicológicos-siquiátricos agravados por consumo de drogas!
    No son mi padre, ni mi hijo, ni mi hermano… como expresó la Ministra.
    QUE ESTA FUNCIONARIA NO GENERALICE DESDE SU IDEOLOGÍA DE ODIO AL VARÓN E IMPOSTURA DE GÉNERO.
    La inmensa mayoría de los y las jóvenes de nuestra Sociedad – o Pueblo como decimos los peronistas – son ejemplos de conducta y solidaridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí