Tarifas de luz y gas sin subsidios: a quién le puede tocar y las estrategias para empezar a ahorrar

Publicado el

spot_img
- Publicidad -

Según publica Clarín Los aumentos rigen a partir de junio y el 10% de los usuarios dejará de contar con el aporte estatal. Cuáles son los artefactos que más gastan y otros trucos para reducir el consumo.

Por: Rocío Magnani

El Ministerio de Economía ajusta los detalles de los aumentos y quitas de subsidios en los servicios de electricidad y gas. Comienzan a regir en junio y entre los usuarios crecen las dudas. ¿Quiénes estarán dentro del 10% de mayores ingresos que no contará con descuentos? ¿Cómo ahorrar más cuando uno pasa más tiempo en casa, por modalidades de home office?

Alejandra, de 45 años, cuenta que vive en un cuatro ambientes de 90 metros cuadrados y 50 años de antigüedad en Barracas. El departamento no tiene amenities ni lujos, pero a partir de junio su vivienda podría pasar a formar parte de la lista de los hogares que no tendrán subsidios y, a las ya difíciles cuentas para una familia de cuatro integrantes, habrá que sumar los nuevos incrementos.

- Publicidad -

La segmentación que promueve el ministro Martín Guzmán hará que 921.778 titulares del servicio de electricidad y 760.600 de gas residencial pierdan todo tipo de subsidios a partir del 1° de junio. Todavía restan las audiencias públicas con participación de la sociedad civil, que son obligatorias por tratarse de servicios públicos y se desarrollarán el 10, 11 y 12 de mayo. Básicamente habrá tres grandes grupos: el de menores ingresos, que continuará con la tarifa social; un segundo grupo, en el otro extremo, que será el de mayor poder adquisitivo, que perderá todo tipo de subsidios. Y en el medio, los que continuarán con tarifas subvencionadas.

Según la propuesta del Gobierno, quienes estarán dentro del grupo sin subsidios serían aquellos que:

  •     Estén ubicados dentro de barrios cerrados (countries) o en zonas con alta capacidad de pago, según el Ente Nacional Regulación de la Electricidad (ENRE), como algunas manzanas de Puerto Madero, Recoleta, Belgrano, Núñez, Palermo, Colegiales, Villa Urquiza, Retiro, Saavedra, Devoto y Caballito. En Gran Buenos Aires, ciertos sectores de Vicente López y San Isidro.
  •     Aquellos cuyos ingresos superen en 3,5 veces la Canasta Básica Total de un hogar tipo 2 del Indec, un monto que equivaldría a los 314.000 pesos en marzo.

A eso se suman otros criterios como tener al menos tres inmuebles o vehículos registrados, aviones o embarcaciones de lujo.

“No tengo claro cómo me va a impactar la quita porque creo que todavía no se sabe si el monto de los 314.000 pesos por grupo familiar será bruto o neto. Con mi marido somos los dos profesionales y estamos en blanco, así que tenemos que esperar a que eso se defina”, cuenta Alejandra.

Predicar el ahorro

Mientras tanto, Alejandra comenzó a “evangelizar” a sus hijos adolescentes “para que sean más cuidadosos todavía: que apaguen las luces, que no dejen prendida la computadora ni el televisor, que la heladera se abra lo indispensable”. Ya venían intentando inculcar estos hábitos para cuidar los recursos del planeta, pero ahora dice que será mandatorio. “En los días en que necesiten el aire acondicionado, los voy a mandar a dormir juntos. Es que en esto, billetera mata medio ambiente”.

En términos de electrodomésticos, aparatos como el secador de pelo o un horno eléctrico son de los que más gastan. Sin embargo, al utilizarse en periodos relativamente cortos su impacto en la factura de luz es ínfimo comparado con otros equipos que funcionan constantemente.

La heladera, que gasta una vigésima parte en relación a un secador, está siempre funcionando. Eso hace que se vuelva el electrodoméstico que más consume, según investigaciones de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

Según el informe, de los 4.200 kWh anuales que consume un grupo familiar tipo de clase media en el AMBA, el 48 por ciento de ese consumo se concentra en tres usos: la heladera (21%), la refrigeración con aires acondicionados (16%) y la iluminación (11%).

Entre otras prioridades para el ahorro de energía hay que considerar invertir en heladeras Clase A, que consumen un entre un tercio y la séptima parte que los de hace más de diez años. Más allá de eso, es clave dejar un espacio de 20 centímetros entre el electrodoméstico y las paredes para que ventile correctamente, renovar burletes, abrir la heladera lo mínimo indispensable, no colocar alimentos calientes y descongelar el interior con periodicidad. Una capa de hielo mínima ya puede elevar el consumo en un 30 por ciento. Tapar los alimentos también colabora a disminuir el consumo eléctrico, ya que evita que se genere humedad.

Además de la quita de subsidios, la Secretaría de Energía indicó que habrá un aumento general del 21,5% para los consumidores de gas y de 17% para los de electricidad. Los incrementos serán menores para los consumidores de energía eléctrica con tarifa social: en el AMBA tendrán una suba de 6%.

Norma, de 56 años, vive con dos hijos en La Lucila, Vicente López. “Los servicios estuvieron siempre a mi nombre y los pago yo, porque quiero que ellos sigan ahorrando. El más grande quiere irse a probar afuera y el otro va a juntar hasta que se pueda independizar. Creo que ni entre los tres llegamos a los 314.000 pesos, pero no estoy segura. Y aparte dicen que ya por el barrio en el que estamos aplicaría la quita de subsidios, lo cual es totalmente injusto, porque hay realidades muy diferentes”, cuenta a este diario.

Trucos para gastar menos

Una correcta planificación familiar de las finanzas requiere considerar las boletas de luz y electricidad entre los gastos fijos. Son los que no dependen de un antojo ni aquellos que pueden variar en función del tipo de productos que se elijan. El gas, por ejemplo, es imprescindible y será un gasto mensual inamovible. Hay que calcular, sin embargo, que todas estas cuentas dependen del consumo.

Una forma eficiente de reducir el consumo de calefactores a gas en el invierno es mejorar la aislación de la vivienda. Que no haya rendijas en las ventanas y si fuera posible usar un doble vidrio. También se puede apagar el piloto automático de los equipos que no se utilicen al estar fuera de casa y se aconseja mantener una temperatura razonable de no más de 21 grados.

En calefones, se recomienda graduar la temperatura en la medida en la que se quiere consumir el agua en la ducha, en vez de mezclar con agua fría. También se aconseja mantener limpias las chimeneas para que el calefón trabaje más de la cuenta y consuma más gas natural.

Valeria, de 32 años, dice que ya no piensa tener el asistente de Google enchufado y activo al salir de la casa. “Vivo con mi novio en un monoambiente en Belgrano. Estamos intentando disminuir los gastos lo más posible porque alquilamos y está imposible. No sé, supongo que si me aplican la quita de subsidios voy a volver a la bolsa de agua caliente para dormir, porque viene el invierno y el departamento es eléctrico. Tampoco es que podamos ahorrar mucho más. Me parece que definir los aumentos por barrios es un error grosero”, asegura.

Otra duda sobre la quita es si se tendrán en cuenta los ingresos extra. Valeria cuenta que los sueldos en blanco no llegan a los 314 mil pesos de ingresos. “Pero a veces trabajamos de manera freelance y cobramos trabajos extra por monotributo. No sé si eso se va a considerar”, agregó.

Los cambios a partir de junio se suman a los aumentos del 20 por ciento que sufrieron en marzo las tarifas de electricidad y gas natural. Los detalles de las quitas y los aumentos de junio se definirán en las audiencias públicas del 10, 11 y 12 de mayo, pero se estima que los aumentos totalizarán un 43% de incremento anual. (Clarín)

Más Noticias

- Publicidad -

Queremos que seas parte de nuestra membresía colaborativa

Necesitamos tu suscripción para seguir construyendo información sin dependencia. Pero además podes disfrutar de manera exclusiva del Club de Beneficios de OPI Santa Cruz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más noticias